El Comercio Electrónico o E-Commerce

El Comercio Electrónico o E-Commerce

El Comercio Electrónico, conocido en inglés con el nombre de “E-Commerce”, consiste en la compra-venta de bienes y servicios a través de redes de ordenadores, aunque la mayoría de estas transacciones de compra-venta tienen lugar en la red internet. Actualmente es posible utilizar internet para buscar bienes o servicios, comparar los bienes o servicios ofertados por una determinada empresa con los ofertados por sus competidores, adquirir esos bienes o servicios, e incluso pagarlos electrónicamente.

Las actividades del Comercio Electrónico han de llevarse a cabo dentro del marco legal existente, establecido por leyes como la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal de España (Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre, conocida como LOPD),  la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico de España (Ley 34/2002 de 11 de Julio, conocida como LSSI o LSSICE), la Ley de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información (Ley 56/2007, de 28 de Diciembre) o la Ley de Firma Electrónica (Ley 59/2003, de 19 de Diciembre).

Estas leyes tratan de regular ciertos aspectos implicados en el ámbito del comercio electrónico, como son:

  • La privacidad de los usuarios.
  • La confidencialidad de los datos de carácter personal.
  • La seguridad de las transacciones electrónicas.
  • Etc.

Tipos de Comercio Electrónico

Desde el punto de vista de los usuarios que ofertan los bienes o servicios y los usuarios que los adquieren, podemos distinguir los siguientes tipos de comercio electrónico:

  • B2B (Business to Business): comercio electrónico entre empresas.
  • B2C (Business to Consumer): comercio electrónico entre las empresas y los consumidores finales.
  • B2G (Business to Government): comercio electrónico entre las empresas y la administración pública.
  • G2G (Government to Government): comercio electrónico entre administraciones públicas.
  • G2C (Government to Consumer): comercio electrónico entre consumidores y administraciones públicas.
  • C2C (Consumer to Consumer): comercio electrónico entre consumidores.

El hecho de que el número de usuarios conectados a internet en todo el mundo crezca de forma continuada, unido al hecho de que las transacciones realizadas a través de internet sean cada vez más seguras -superando ya en seguridad a las transacciones físicas-, y unido al hecho de que los usuarios hayan perdido (o estén perdiendo) el “miedo” a comprar a través de internet, hacen que el comercio electrónico sea cada vez más atractivo tanto para las empresas como para los usuarios y suponga una enorme oportunidad de negocio para las empresas.

En posteriores entradas de este blog profundizaremos en diversos aspectos del comercio electrónico y  proporcionaremos algunos datos estadísticos que muestran las grandes tasas de crecimiento que actualmente se dan dentro de este sector. El comercio electrónico es uno de los pocos sectores que siguen creciendo en estos momentos a pesar de la crisis.

Categorías: Divulgación